1128735080818598
Compartir:
  1. Utiliza un sistema de dosificación de productos químicos. Si no usas suficiente químico, no podrás limpiar de manera efectiva. Si usas demasiado, no solo desperdiciarás dinero, sino que también correrás el riesgo de dejar residuos químicos en el suelo. Un sistema de dosificación de químicos también ahorrará a tu equipo tener que mezclar el detergente con el agua manualmente y tener que vaciar el tanque de solución después de cada uso.
  2. Mantén la máquina limpia y seca. No puedes limpiar un suelo con equipo sucio. Todas las partes de la máquina, incluidas las escobillas y las almohadillas, deben lavarse a fondo y dejarse secar después de su uso.
  3. Inspecciona las rasquetas y las cuchillas regularmente. Si las rasquetas no se mantienen en buen estado, la máquina no podrá recoger el agua contaminada de manera efectiva. Para obtener más información sobre el mantenimiento, lee: “Maximizando la vida útil y el rendimiento de tu fregadora”.
  4. Mantén la tapa del tanque de recuperación abierta después de usarlo. Esto permitirá que la máquina se seque y eliminará las bacterias que causan malos olores.
  5. No vayas demasiado rápido. Los buenos resultados de limpieza dependen de usar la cantidad correcta de agua y químico y de dar tiempo a la máquina para que haga su trabajo. Ajusta la tasa de flujo de agua y la presión hacia abajo a los niveles correctos para la carga de suciedad en el suelo y permite un tiempo de contacto suficiente.
  6. Utiliza fregado cilíndrico cuando sea necesario. Las máquinas cilíndricas barren en húmedo los escombros grandes del suelo y lo friegan en una sola pasada. Para aplicaciones donde hay muchos escombros sueltos, una máquina cilíndrica puede ahorrar mucho tiempo porque no es necesario barrer previamente.
  7. Usa una almohadilla que contenga diamantes o zirconia cúbica. Las almohadillas que contienen diamantes microscópicos o zirconia cúbica proporcionan excelentes resultados de limpieza para ciertos tipos de suelos. En pruebas del mundo real, se ha demostrado que estas almohadillas reducen significativamente la cantidad de bacterias en el suelo.
  8. Friega dos veces según sea necesario. Si el área está particularmente sucia, el fregado doble puede ser la única manera de eliminar la suciedad persistente.

 

 

 

Equipo de servicio

Contáctenos y permítanos asesorarle

Contáctenos

Consúltenos hoy por nuestras plazas vacantes, sea parte de nuestro equipo de trabajo.




    Solicite su cotización: